dilluns, 5 de març de 2012

Otro resultado de fútbol sala

Pues sí, eso sucedió el sábado en el último partido del Olesa. Visitábamos el campo del líder, el Sant Cugat de Sesgarrigues. Un desplazamiento rápido y cercano en este tour por el Penedès que nos ha tocado hacer este año.

El partido se jugó a las 16:30, tras un breve pero intenso chaparrón que dejó la hierba del campo rápida, rápida. El Olesa, nuevamente, se presentó al campo con pocos jugadores, aunque pudimos tener tres en el banco. El equipo inicial estaba formado por Jony en la portería, Manel y Sevillano de centrales, Marcos y Fran en los laterales. Andrés y Guille en el mediocentro, por delante de ellos, Toni, Marius y Jose Luís y en punta Ferran.

El partido se inició de la peor forma posible. A los 3 minutos tras una sucesión de errores defensivos el Sant Cugat logró adelantarse. Este gol presagiaba una nueva goleada. Ya que este año el Olesa se ha visto muy afectado cada vez que recibía un gol en contra. Y jugando en casa del líder, parecía el lugar más apropiado para evadirse del campo. Pero no fue así. Sorprendentemente el Sant Cugat se replegó y cedió la posesión del balón al Olesa, o quizás fue el Olesa el que empujó y encerró al Sant Cugat en su campo. El caso es que el portero local tuvo que hacer unas cuantas intervenciones de mérito. Además la pelota rondaba constantemente el área local, mediante centros, faltas, córner y saques de banda. Los locales respondían con contra, que muchas veces no llegaban a efectuarse debido a que incurrían en fuera de juego.

En el 28 una fuerte falta sobre Jose Luís en la frontal del área fue lanzada de forma sobervia por Ferran que la puso en la mismísima escuadra. De hecho tocó el palo por dentro. Un GOLAZO en mayúsculas, seguramente uno de los mejores lanzamientos de falta que he visto nunca. Pero la alegría en casa del pobre dura poco, y sólo dos minutos después, el Sant Cugat logró romper el fuera de juego y aprovechó un nuevo error defensivo para adelantarse de nuevo en el marcador. De aquí al descanso los locales avanzaron un poco las líneas, aunque el Olesa seguía teniendo sus opciones. Aún así, el marcador no se movió más. Nadie imaginaba lo que podía suceder en el segundo tiempo.

Pese a la lluvia de antes del partido, durante los 90 minutos de juego el tiempo acompañó con un sol maravilloso. El Olesa saltó al campo con los mismos 11 jugadores que habían entrado al inicio. Muchos de ellos tocados de diversas molestias pero con un comportamiento excepcional. El segundo tiempo se inició con control del juego por parte del Sant Cugat, aunque sin presionar demasiado la portería olesana. Fueron unos primeros minutos de tanteo que acabaron en el minuto cuatro, cuando un pase al hueco fue controlado por un delantero local que chutó a puerta, ante un adelantado Jony, que tocó el balón fuera del área ganándose la expulsión. Begara entró al campo en lugar de Jose Luis. Tres minutos después el Olesa iba a hacer dos nuevos cambios, Fran y Marcos dejaban el campo para que entraran Rafa y Carlos, con tan mala fortuna, que en dos minutos el Sant Cugat lograba dos goles más. Así pues los cambios hechos en el minutos 56 se hicieron con el 4-1 en el marcador. Parecía que el partido estaba completamente acabado y que sólo podría esperarse una goleada del líder.

Pero el Olesa no perdió la fe y se fue al ataque. En el 60 tras un saque de córner de Ferran un defensor local desvió el balón a su propia portería. 10 minutos después Guillermo roba la pelota a un defensa local, y encara al portero logrando el 4-3. Parecía mentira, pero con sólo 10 jugadores y con una gran voluntad, el Olesa se metía en el partido a 20 minutos del final. Muchos pensaron que podía llegar el milagro. Pero claro, la velocidad de los extremos locales era impresionante y contra 10 lograron superar la espalda de la defensa en varias ocasiones. Pero Begara respondía bien a las acciones locales. No fue hasta el minuto 74 que el Sant Cugat logró el 5 gol que parecía la sentencia. Digo parecía porque a 5 minutos del final Guille remató a gol un nuevo córner botado por Ferran. Un auténtico golazo que le daba emoción a los últimos minutos de partido. El Olesa colgó varios balones al área y buscó el empate con desesperación, pero fueron los locales quienes lograron el 6 en el minuto 92.

No hubo tiempo para más. Partido loco, con 10 goles donde el Olesa demostró su garra y donde a punto estuvo de dar la sorpresa. Y así continuamos con la serie de resultados de futbol sala. En esta segunda vuelta los resultados han sido: 5-4, 1-8, 5-5, 11-1 y 6-4. Con tres derrotas, un empate y una victoria. Y la semana que viene recibimos en nuestro campo a la Alianza Latina, uno de los equipos de la parte baja de la clasificación.

Por cierto, que esta semana cuando tenga un ratillo os muestro unas imágenes del campo donde jugamos el sábado. Aunque ya sé que las comparaciones son odiosas….

Baste ver este gráfico como preámbulo