dilluns, 18 d’abril de 2011

Fira de Primavera y derrota contra los punteros

Ayer domingo, en Olesa de Bonesvalls se celebró la Fira de Sant Jordi-Primavera. Nuevamente la plaza de la Creu se llenó con paraditas, muchas de las cuales de partidos políticos que van calentando motores antes las cercanas elecciones municipales.

Mientras tanto el Olesa jugaba su partido en las Roquetes de Sant Pere de Ribes, en casa del líder y contra uno de los mejores equipos del grupo. Mi querido Guillermo, se ha prestado a redactar una crónica con un marcado acento argentino. Aquí os la pongo, y en esta ocasión si no os gustan los comentarios que sepáis que yo ni he tocado ni modificado ni una coma.

Aquí va la crónica.

DERROTA CONTRA LOS PUNTEROS

Bajo un sol radiante y sobre uno de los mejores céspedes de la liga, se jugaba el partido contra los líderes actuales de la liga.

El Olesa, equipado curiosamente con el azul marino y el escudo de la Penya, formaba con Jony en portería, Fran como lateral derecho, cerrando el centro Dani y JL un poco más retrasado, mientras que por la izquierda Dani “Tanqueta” completaba la defensa. El doble cinco hoy lo controlaba Fran y Oscar. Por las bandas volvieron a estar Marius y Chicho, de enganche Toni y al ataque el incombustible F7. En el banco, además de la infaltable colaboración de Begara y nuestra delegada Laia, se sentaron Alexis, Rodri, Guille y Markitos.

La Penya, consciente de que se jugaba la punta, salió con todo al campo, pero el Olesa, que últimamente a cualquier equipo le juega de igual a igual, no dejó que se incline el campo y, a pesar de no ser dueño del balón, lograba contraataques punzantes que complicaban a las líneas defensivas locales. Pero el arma de destrucción masiva del Olesa serían las pelotas paradas, y se lo hizo saber al rival en el minuto 8, cuando JL se impuso a su marca en un tiro de esquina, y peino limpiamente al segundo palo para simular el primer gol del partido. Pero el árbitro se inventó ver una mano inexistente y anuló el gol, engrosando el acostumbrado castigo arbitral que sufrimos este año.

El Olesa no bajo los brazos y elevó el tono de la conversación, poniendo en apuros al portero local, primero con algún misil de Oscar que salió desviado, y luego con un centro de falta que Marius cabeceo en soledad y la pelota beso el palo. Tanta propuesta del Olesa obtuvo su recompensa en el minuto 15, con una falta de Ferran que el portero rechazo hacia adentro y que primero Toni intentó conectar, pero fue derribado, y luego Marius concretó el zarpazo que hundió la red.

La Penya se despertó y promediando el primer acto fue canjeando posesión de pelota inerte por un poco de verticalidad incisiva. Así llegaron los primeros apuros para Jony, que vio como un cabezazo recorría su cielo y moría contra la base del palo izquierdo. Pero el juego fue perdiendo profundidad y alejándose de los centros de peligro, sobretodo porque la pelota se cortaba bien en el medio y se movía sin querer alejarse del círculo central. Con este panorama de quietud futbolística, solo quebrantado por los gritos de una particular aficionada local, fue como se llegaba al ocaso de los 45. Pero en los últimos minutos, urgido por un resultado positivo, la Penya generó una incursión que logró su objetivo. Fran había caído al piso lesionado cuando hicieron el saque rápido de banda, el árbitro no intervino y un pase ajustado en profundidad logro romper el fuera de juego, que dejó solo al delantero frente a Jony. El regate terminó en la caída del delantero y el árbitro entendió penal y amarilla para Jony. Era el minuto 44 cuando la pelota tránsito de los doce pasos a la red, un poco de gimnasia artística del delantero en su festejo, y a los vestuarios.

En el entretiempo Fran debió salir con el tobillo del tamaño de una manzana, cambiando en la misma posición por Marcos. La segunda parte comenzó con el árbitro vestido con un ridículo peto verde y con una Penya un poco más sólida y dueña de la pelota, con convicción pero sin ideas, frente a un Olesa ordenado en defensa pero sufriendo el condicionamiento del desgaste físico, lo cual deriva en una separación de líneas, creando por momentos un abismo en el mediocampo. Los pies de los delanteros locales comenzaron a cocinar jugadas y poco a poco fue llegando el olor del peligro a la portería olesana, escoltada por una afición local que, red de por medio, le tiraba el aliento en la nuca a Jony. Se sucedieron algunas jugadas de centros bajos que nadie del equipo local logró conectar, respondiendo el Olesa a través de contragolpes comandados por Ferran. A los 7 minutos, en el Olesa se produjo el segundo cambio, saltando al campo Alex para situarse por banda izquierda. Pocos minutos más tarde la Penya cambió de laterales ingreso el número 15, que haciendo honor a su número, en el minuto 15 chuto una falta lejana pero contundente, que se coló en la portería deshaciendo las telarañas. Pero el Olesa, en lugar lamer la herida del golpe, optó por responderlo en el minuto 17 con una falta espectacular de Ferran que dio en el palo y recorrió la línea hasta acomodarse en la red.

El partido, nuevamente en tablas, se tornó duro y combativo, y para este escenario que mejor que la entrada de un guerrero como Rodri. El primero en tenerlo fue nuevamente Ferran, que recibió un pase y, luego de un perfecto control, se apresuró en la definición, simplificándole la tarea al portero. En el minuto 26 sendas jugadas de la Penya con cabezazos en el área, terminaron en sufrimiento, pero sin lograr superar la línea de cal bajo los palos. Pero finalmente cayeron las murallas y, pasado el minuto 30, la pelota volvió a entrar en la portería del Olesa tras una clara y escandalosa falta a Dani no cobrada. Este error arbitral fue el primer condimento para una gran ensalada de penales que se sirvió la Penya para llevarse los 3 puntos. Resumiendo, ya que pasó todo muy rápido: primero un centro donde rodaron por el área, tanto el delantero como Marcos, pero el árbitro decidió penal. Luego gol de por medio, y sobre el final una mano para que el árbitro vuelva a marcar penal, y que Jony casi detiene.
Entre medio había ingresado Guille en el 35 por JL. El partido ya no daba para más, aunque cabe remarcar una jugada personal de Alex que, luchando contra toda la defensa local, logró colarse hasta la puerta del área donde fue derribado, pero el árbitro, a pesar de que los penales por lo visto estaban en rebaja, esta vez no compró.

En resumen, el Olesa sumo una nueva derrota pero con mucha dignidad, con un planteo que ha logrado poner en apuros al puntero el 80% del partido, y que bien podría haber terminado en otra sorpresa.

diumenge, 10 d’abril de 2011

Sorpesa en el Olímpico

Hoy domingo nuevo partido del Olesa, de nuevo en casa y bajo un sol de justicia que ha hecho que más de uno acabáramos con la cara del color de la camiseta. ¡Mammma mia que calor! Me he acordado de esas camisetas de verano que pone ¡Joé que caló!

El partido de hoy era muy difícil. En primer lugar porque veníamos de la situación esperpéntica del domingo pasado. Dónde, como ya dije en este blog, se dio uno de los partidos más raro que yo recuerdo. Además, por si fuera poco, jugábamos contra el líder: el Torrellenc. Un equipo que hace algunos meses en Torrelles de Foix, nos metió 6-1. Un equipo que llevaba 90 goles a favor y sólo 16 en contra, siendo el máximo goleador y el menos goleado del grupo. Pero el Olesa, después del desastre del domingo en Sant Pere de Ribes, tuvo el jueves una sesión de reflexión y de terapia de grupo, con algunos quintos de por medio en el Frankfurt la Gloria. Y parece que esas reflexiones en voz alta, donde descubrimos el equipo secreto de nuestro querido Begara, ha servido y mucho.

Antes de iniciar la crónica diré, que hoy no he llevado mi hojita de apuntes, se me ha olvidado. Aunque también he de confiaros a todos, que soy un hombre de poca fe, y esperaba un partido para el olvido, en el cual no me apetecía estar tomando notas. Antes del partido había olvidado los épicos partidos que el Olesa ha jugado en el Olímpic, jodiendo algún que otro ascenso. Aquellos partidos de guerra sucia y puñal en la boca, donde acabas con las rodillas ensangrentadas y exhaustos de correr tras los atacantes. Partidos como el del año pasado en Olivella que supuso la descomposición del mejor equipo del grupo que no logró ascender. Partidos, en fin… como el de hoy.

Así pues, tiraremos de memoria, imaginación y fantasía para escribir la crónica de hoy. Si soy muy apasionado, si olvido detalles importantes, o creéis que no me ciño a la realidad, ya sabéis. Los comentarios son bien recibidos, aunque sean en Facebook.

Seguimos con nuestra plaga de lesiones y ausencias, así en el banco estábamos únicamente Màrius, Leroy y un servidor. El resto en el campo, dispuestos de la siguiente forma. Jony en la portería, Pepelu y Dani Viejo en el centro de la defensa, Franidas y Pina en los laterales. En el medio campo, Oscar y Fran. Por delante, el talento, la calidad y la fantasía del Olesa: Chicho a la derecha, Fermína a la izquierda, Toni en medio y Ferran arriba contra el mundo.

El partido ha venido precedido de algunos detallitos que más tarde se han sacado a relucir. Cuando los chicos de Torrelles entraban en el campo, algún aficionado visitante, ha hecho algún comentario de aquellos que luego hay que comerse con patatas. Diciendo cosas como “tranquilos que esto es un partidillo” y tal y cual. Luego, han querido quitarnos nuestro campo, pero Pepelu ha ganado el sorteo y hemos jugado en la posición habitual. Las tradiciones hay que respetarlas, y el respeto por el contrario no debe olvidarse nunca porqué luego pasa lo que pasa.

En el primer minuto de partido se ha visto que el Torrellenc es un buen equipo con una buena condición física. Salían como fieras contra el área olesana y casi jugaban con cuatro o cinco atacantes. También se ha podido ver que la defensa no era demasiado buena, pero tampoco se complicaba la vida, cualquier bola que recibieran era despejada fuera del campo sin contemplaciones. El primer gol del partido ha llegado rápido, muy rápido. Jony ha lanzado un saque de puerta largo al otro campo (estaba un poco rabioso de que los niños de 15 puedan llegar al otro área y él no) y la bola, ha sido controlada por Ferran y desde dentro del área ha enchufado un chutazo que se ha colado en las redes torrellenques. El numeroso público visitante no creía lo que veía. El equipito de mierda invitado al partidito se adelantaba con un golazo. Luego han contraatacado con más furia y fuerza, aunque sin crear grandes ocasiones de gol. Rodeaban la portería por todos los flancos, pero la defensa local hoy se ha portado y achicado balones no dando segundas opciones. Un diez para Pina y Fran, que han cerrado las bandas de forma soberbia. Y otro par de diez, para los dos juveniles del centro de la defensa que se han matado con los atacantes, dándoles cero opciones. Y si alguna vez, fallaban, Jony respondía dando tranquilidad al equipo.

Mientras, nuestros atacantes probaban fortuna, con jugadas de toque rápido y juego por bandas. El portero visitante también ha respondido bien a estas jugadas. Aún así se veía, a un inspirado Ferran, a un guerrillero Fermin, que se unía a dos soberbios mediocampistas como Oscar y Fran que han robado todo lo que se puede robar. Chicho y Toni buscaban a F7, para darle la asistencia final. Hay que destacar por encima de todo el trabajo de todo el equipo, la ayuda en las coberturas, el meter el pie sin miedo, el no criticar ninguna acción, el continuo apoyo, en fin, cosas que ayudan a crecerse y no desconectar del partido.

En el minuto 29, en un tramo del partido, que empezabas a notar cierta inquietud en los líderes, ha llegado la primera jugada desgraciada del día. Una pelota rebota dentro del área tras varios chutes y acaba impactando en la mano de Pepelu. Mano que está completamente pegada al cuerpo, pero que le permite lograr el control del balón. El árbitro no duda y pita penalti. Jony nada puede hacer ante el buen tiro del delantero visitantes. Lo peor de la jugada es que un rifi-rafe no excesivamente fuerte que podría haber acabado con intercambio de amarillas ha supuesto quedarse con 10. Una hora de partido por delante y sólo 10 jugadores para aguantar las envestidas torrellenques.

Poco después, una nueva jugada desafortunada, otro chute que impacta en la mano de Dani, cuando trataba de despejar el balón. Una mano totalmente involuntaria que además no impedía un lanzamiento a puerta, sino que venía tras un rebote. El árbitro nuevamente no duda y segundo penalti en contra en poco más de diez minutos. Las gradas se han encendido y se ha iniciado el concierto de vientos.

Nuevamente el mismo delantero y el mismo portero, la bola va al mismo sitio y Jony saca un paradón expectacular, la bola se queda en el área chica, Jony corre al rechace, el delantero se tira en plancha y el árbitro pita anulando el gol. ¿Qué ha pitado?, ¿Juego peligroso?, ¿fuera de juego?, ¿Estaba arrepentido por pitar el penalti?, el caso es que lo ha anulado. Después de esto, poco más hasta el descanso.

En el descanso, reflexión colectiva, pero sensaciones positivas por el buen juego desarrollado en este primer tiempo. Lamentablemente la segunda parte se ha iniciado del peor modo posible. Un córner botado por los visitantes, acaba con varios rechaces dentro del área y con un golazo a la escuadra. No era ni el minuto dos y parecía que el partido estaba acabado. Resultado en contra, un jugador menos, moral por los suelos. Pero hoy era el día del Olesa, y casi no se ha notado el gol. El juego se ha igualado y la bola iba de un campo para el otro. Con ocasiones en ambas porterías. En el 12 de la segunda Ferran ha recibido un buen pase en el área por el lado izquierdo, ha encarado al portero y le ha lanzado un chutazo por debajo de las patas que se ha colado a gol. ¡Empate!

Poco después he entrado en el campo en sustitución de Fran. Era el minuto 61 y quedaba media hora por delante. Me colocaba en el lateral izquierdo con la misión de cerrar los ataques por aquella banda. El resto del equipo seguía igual.

El Torrellenc estaba completamente desquiciado, lanzando pases largos y centros que no encontraban rematador. Y cuando alguien remataba la bola se iba fuera. En respuesta el Olesa intentaba sorprender al contraataque. En una de estas contras protagonizada por Ferran ha acabado en falta, a unos diez metros del área. Fermín ha botado el balón al corazón del área chica, donde Pepelu ha peinado suavemente logrando el 3-2. ¡Éxtasis colectivo! No podíamos creerlo. Pero lo mejor estaba por llegar, cinco minutos después, Ferran entra en el área tras una buena contra y fusila al portero logrando el 4-2. Segundo hat-trick consecutivo de nuestro Messi particular y ya van 22 goles este año. Quedaba un cuarto de hora y el 4-2 parecía un buen margen para lograr los tres puntos. Pero con el Olesa en el campo, nunca hay nada sentenciado. Además para rematarlo, segunda expulsión del partido por una segunda amarilla a Fermín.

Los últimos 15 minutos han sido un bombardeo sin demasiado sentido por parte del Torrellenc. Cuando la bola iba para la portería Jony las sacaba sin problema. Aunque la mayoría de acciones acababan con malos remates o con centros sin rematador. El Olesa además ha protagonizado alguna contra que a punto ha estado de dar la sorpresa. En el 85 Leroy ha sustituido a Pina y en el 88 Màrius ha entrado por Oscar. Los dos han aportado frescura y bravura que ha sido muy necesaria para los casi siete minutos de prolongación que ha habido. En la última jugada del partido, ha llegado el 4-3 del Torrellenc y no ha habido tiempo para más. Sorpresón y victoria contra el exlíder, porque con los resultados de hoy, la Penya Jove le saca tres puntos de ventaja.

Al final del encuentro se ha podido ver el mal perder de algunos torrellencs, pero eso lo dejamos en el campo que no hace falta explicarlo aquí.

Bueno, para acabar, gran partido, gran esfuerzo de todos los jugadores, de los catorce que han saltado al campo, del primero al último. Destacar la concentración defensiva de todos y los continuos apoyos y ayudas que ha habido y que han facilitado el trabajo. Así todo es mucho más fácil.
El próximo domingo a jugar en casa de la Penya Jove.

Yo no haré crónica y de lo que queda de liga sólo podré hacer una porque con los compromisos electorales, uno todavía no es capaz de controlar la técnica del desdoblamiento. Así pues, o estás en un sitio o en el otro.

dilluns, 4 d’abril de 2011

¿Semos mu tontos o mu malos?

El pasado 17 de octubre jugamos un partido en Sitges que tuvo un desenlace incomprensible. Hicimos una primera media hora primorosa, que nos puso con un 1-4 en el marcador, jugando bien, tocando la bola, haciendo jugadas de mérito y marcando goles. Luego la cosa se torció, se siguió torciendo e inexplicablemente el partido acabó 5-4 con una dolorosa derrota.

Desde aquel día han ido intercalándose buenas victorias, algunas derrotas claras, otras injustas, pero todo dentro de la normalidad. En general, si que podemos decir, que las segundas partes no nos van muy bien. Ha habido demasiados partidos donde en la primera parte se ha logrado un buen resultado incluso con amplios márgenes de goles y después ha tocado sufrir. Y la verdad, no parece que la condición física sea el problema, pero algo pasa, eso sin duda.

Ayer domingo, jugábamos nuevamente en casa de un equipo de americanos. Un partido jugado a horas desagradables, las tres de la tarde del domingo. Una hora para estar en casa comiendo paella o preparando un buen asado en vez de jugar al fútbol. Pero el bello campo de Sant Pere de Ribes, está saturado y toca jugar cuando se puede. Hace un año el partido fue el domingo a las siete de la tarde, o sea que algo hemos mejorado.

El partido de ayer, nuevamente, con demasiadas bajas, las lesiones, los compromisos laborales y las dichosas tarjetitas, especialmente aquellas estúpidas por hablar. No puede ser que cada semana nos saquen tres o cuatro por tener la lengua demasiado larga. Además los árbitros nos pillan manía por estas tonterías y encima no ganamos nada. Es más perdemos, porque nos toca pagar multitas y como ayer, tener dos jugadores menos en el campo.

Así con todo esto, llegamos al campo, tarde y mal por confusiones de horarios. En total, 13 jugadores y Begarita, que pese a su depresión, estuvo allí haciendo de delegado, entrenador, fisioterapeuta y chico del agua. Una bendición, tener gente dispuesta a acompañarnos y estar allí sin jugar un solo minuto. Algo extensible a los familiares que puntualmente acuden al campo y nos acompañan siempre, sabiendo que demasiadas veces no van a encontrar un gran espectáculo.

Bueno, tras este largo preliminar, pasamos al partido. El equipo inicial estuvo compuesto por Jony en la portería (parece que ya totalmente recuperado), en defensa (la línea más variable del equipo) con José Luis y Marcos de centrales y Pina y Fran en los laterales. En el medio campo, jugaron Dani y Martínez, por delante Toni con Chicho y Guille en los costados y en punta F7.

El Olesa salió al campo con ganas de disfrutar de la hierba y haciendo un buen juego convinativo. Especialmente cuando la bola llegaba a la parte de adelante, donde Guille, Oscar, Toni, Chicho y Ferran combinaron con calidad en muchas ocasiones. Rápido llegaron las primeras ocasiones de gol, un buen pase de Toni a la banda fue centrado por Oscar y Guille no llegó a cabecear por poco, cuando estaba delante de la portería. Un minuto después, llegó el primer gol, tras una buena jugada a balón parado. Oscar sirvió un saque de falta desde el medio campo al segundo palo, donde Ferran se alzó para cabecear al área chica, allí José Luís metió la puntita del pie y primer gol para el Olesa. Jugada primorosa, que parecía ensayada.

Tras esta jugada, empezó el recital de Jony, uno de los mejores jugadores del partido, con un buen número de paradas, muchas de las cuales en manos a manos contra delanteros. En el nueve, sacó un doble paradón cuando dos delanteros se quedaron solos delante de él. La bola acabó en córner. Casi sin solución de continuidad Pina despejó una bola en la frontal de la chica que casi se convierte en autogol, nuevo córner. El América, volcaba sus efectivos en ataque y merodeaba el empate, con numerosas combinaciones en la frontal y ganando la espalda a la defensa olesana con suma facilidad.
En el 13 una nueva jugada de ataque del Olesa, que pudo ser el segundo. Toni recibe en el medio campo, se gira, ve a Ferran sólo y le mete una asistencia a la espalda de la defensa que deja al primo sólo ante el portero, este lanza una vaselina con el exterior, que iba para dentro, pero en el último instante se salió rozando el palo. El América no se amedrentó y siguió atacando y así, en el 15, tras el enésimo pase a la espalda de la defensa un delantero se quedó solo ante Jony y lo batió por bajo, al segundo palo, logrando el empate.

Tras el gol, hubo unos minutos de poco movimiento, como si ninguno de los dos equipos estuviera en el campo. Rompió el tedio Ferran con un chutazo desde fuera del área que acabó en córner. Este fue el preludio a los mejores minutos del Olesa en el campo. Aunque el América siguió a lo suyo buscando el gol de diferentes modos, en el 24 un gran jugadón del 7 americano salió rozando el larguero. En el 25, un balón que bloca Jony lo saca rápidamente a Guillermo, que de primeras pasa a Oscar en el medio campo, este mete un pase genial a Ferran, que desde la frontal, ahora sí, logra una vaselina por la escuadra. 1-2.

Inmediatamente después Pina tuvo que tirarse en el área chica para evitar el segundo del América. Tras este susto, otra jugada majestuosa del ataque olesano. Ferran corre por la banda izquierda, abre el juego hacia a Oscar, este toca de primeras a Toni que envía a Guille a la banda contraria y desde allí lanza un centro al segundo palo que Ferran cabecea a gol, logrando el 1-3.

Luego, otro recital de paradas de Jony, muchas de ellas quedándose el delantero sólo en el área chica. Salvó goles en los minutos 29, 31, 33 y 36. Pero cuando el 2-3 se veía más cerca, otra gran jugada de ataque del Olesa acabó en el 1-4. Chicho corre por la banda izquierda, hace un cambio de juego a la frontal del área, donde Guille deja el balón muerto de cabeza y Ferran desde la frontal mete un zurdazo al fondo de las redes. De aquí al descanso poco más, algún chute de los locales pero mantenemos el resultado.
Descanso cómodo con 1-4 y partido sentenciado, aunque no hay que relajarse. En el descanso hacemos un cambio táctico que aparentemente no es muy importante, Guille cambia con Oscar y Chicho cambia de banda. Pero seguimos con el mismo sistema. En el banco esperan Carlos y Marius para jugar, sabiendo que van a entrar en un partido cómodo sin tensiones, donde podre disfrutar.

El partido se inicia con alguna jugada del Olesa desde saque de banda. Luego Ferran tiene un par de chutes que salen fuera. En el 53 José Luis remata al larguero un centro lateral, pero lo hace con la mano y el árbitro lo amonesta. Así llegamos al 55, donde los jugadores del Olesa, son abducidos y desaparecen del campo, o al menos son poseídos por algún genio maligno que les paraliza las piernas y les hace cometer errores incomprensibles y estúpidos. Porque sino, es imposible explicar que en el 55 el América logre el 2-4; en el 56 un chute del América salga rozando el palo, tras una buena vaselina; en el 57 el América logre el 3-4; en el 60 logre el 4-4 y en el 63 el 4-5. Sí. No me he vuelto loco al escribir. En ocho minutos el América Garraf logró cinco chutes a puerta y cuatro goles volteando el plácido 1-4 de la primera parte. ¿Qué pasó? Pues cada cual que reflexione. Yo empecé a calentar y sólo veía errores defensivos, rechaces de tres metros, pases a la nada, caras deprimidas, gente arrastrándose por el campo viendo con cara de idiotas lo que estaba pasando. En fin, una cosa incomprensible.

En el minuto 68 entran en el campo Marius y Carlos sustituyendo a José Luis y Guille. Quedaba mucho tiempo y el marcador aún podía moverse, pero estuvo más cerca de moverse a favor del América que del Olesa. Jony, nuevamente hizo un recital de paradas, ante delanteros que se quedaban solos ante él. El Olesa, con más corazón que cabeza, lanzó pelotazos al área, buscando alguna cabeza. Probó fortuna en chutes de falta y alguna internada por las bandas. Marius probó suerte con un buen chute de fuera del área que el portero paró. El equipo se iba volcando cada vez más en ataque y la defensa desaparecía, pero por suerte los delanteros americanos ya habían quemado toda la pólvora. Y así hasta el 95, cuando acabó el partido con Jony intentando rematar una falta.

Conclusión. Partido malo, que en la primera parte se salvó con un cinco o seis grandiosas jugadas de elaboración, que acabaron con 4 goles. Llegó por fin, el ansiado Hat Trick de Ferran, aunque seguramente no lo recordará con mucha alegría. Llegó nuevamente en el mismo campo que lo logró el año pasado. La semana que viene le daremos la pelotita de rigor. La tercera que cae este año. El América no es mejor que nosotros, ni a nivel individual ni colectivo. Pero tienen una fe enorme y corren, corren sin desfallecer. Les da lo mismo el resultado, ellos van al ataque y juegan hasta el último segundo, hasta la extenuación. Olvidan que van perdiendo y creen que el partido siempre se puede ganar. Luego cuando van ganando saben parar el partido, se hacen el muerto, hacen faltitas, tiran la bola fuera. Eso tan sencillo de hacer que el Olesa en la vida aprenderá. Cuando uno gana cómodamente el que se tiene que desesperar es el que pierde no el que gana. No se pueden regalar estas victorias así por la cara. En fin, que cuanto más lo pienso, menos lo creo.

Ahora si alguien quiere aportar su granito, yo ya no escribo más. Pero pensar que la semana próxima, viene el Torrellenc, y si jugamos como ayer nos meterán la del pulpo o más…

dissabte, 2 d’abril de 2011

Sobre homenatges

Aquesta nit llegint els blocs i les webs d'Olesa, moltes de les quals estant massa aturades i altres amb problemes vírics, m'he trobat un escrit en un dels blocs més nous en EL POT, que m'ha obligat a dir alguna cosa.

De fet, escriuré coses que ja havia pensat fa dies, però que per mandra o per falta de temps no havia escrit i ara amb aquest impuls, doncs és més fàcil fer-ho. Això de que hagi diferents blocs sobre el poble, està bé, per poder opinar de formes diferents sobre temes semblants.

El post que m'ha fet escriure això és títula "sense títol" i parla del recent homenatge que l'Ajuntament d'Olesa va fer a un jove del poble per una actuació un dia de pluja fa tres anys. Els mateixos que van demanar el reconeixement ara fa tres anys, ara han fet un dels actes més patètics que he vist. Però no ha estat l'únic, ja que en aquests primers mesos de any 2011, són tres els homenatges que s'han fet a Olesa.

El primer d'ells, es va fer el divendres 14 de gener, un homenatge que havia de ser a les víctimes del franquisme en el seu origen i que va  acabar sent un homenatge a totes les víctimes per mort violenta al llarg del segle XX (gairebé). Aquest homenatge es va sol·licitar l'any 2009 amb coincidint amb el setantè aniversari de la caiguda de la República Espanyola. Quan s'anava a fer aquell homenatge vaig escriure un post per informar. Després d'assistir a l'homenatge que va durar exactament 6 minuts, dels quals tres van ser de silenci, vaig estar tentat d'escriure  la impressió que havia tingut, però era tant dolenta que vaig deixar-ho córrer.

Quan em vaig assabentar que el divendres 25 de març es farien dos nous homenatges, vaig pensar que serien igual que el de gener i no vaig tenir ni ganes d'escriure res. Un cop pressenciats els homenatges, es van complir les previssions. Teòricament estava previst fer a les set de la tarda l'homenatge al primer consistori de la democràcia. Homenatge que el març de 2011 no té massa sentit, però que es va demanar l'abril del 2009, moment en que es cumplien 30 anys de democràcia a Espanya hi ha més era el setantè aniversari de la caiguda de la República. Era, doncs, un bon moment per fer un nou reconeixement als primers regidors democràtics en quaranta anys. El divendres passat, van assistir tres d'aquells regidors i alguns familiars, tots acompanyats per una desena de persones. A la sala de plens devia haver-hi unes 30 persones, contant els nou regidors. L'acte, també va ser breu, i bàsicament va consistir en la lectura per part de l'alcalde de l'acord de ple de fa dos anys. Ni tant sols es va fer menció al paper o a la importància d'aquells primers regidors democràtics. El més esperpèntic va ser que l'alcalde va dir que l'acte no era millor ni s'havia fet abans, perquè els partits que havien presentat la moció no havien volgut encarregar-se de fer l'acte (cosa rotundament falsa). Un minut de silenci després, l'acte va conclure. En total poc més de deu minuts.

A les 19:12, tot i que estava previst que l'homenatge al Jordi, es faria a dos quarts de vuit, vam iniciar aquest segon homenatge. Consistent en llegir la moció aprovada fa tres anys i entrega de la medalla al Jordi. Duració poc més de cinc minuts. Es dona les gràcies a tothom i cap al carrer. Tres quarts d'hora després es va iniciar el darrer ple d'aquesta convulsa legislatura.

No vaig escriure res d'aquests actes, perquè eren tant lamentables que feia pena dir res. En definitiva crec que eren qualsevol cosa abans que un homenatge de reconeixement per part d'un poble a unes persones que han fet coses meritòries. Ara escric, perquè m'he quedat bocabadat en enterar-me que ni s'havia comunicat a les persones rescatades que s'anava a homenatjar al seu salvador. En sembla que ja és l'últim despropòsit que es pot dur a terme en un acte d'homenatge i reconeixement públic.

Un homenatge col·locat de qualsevol manera una hora abans d'un ple, amagats en la sala de plens, sense informar a la ciutadania, sense fer cap acte festiu per reconèixer el mèrit... en fi... per fer aquests actes, crec que era millor no haver fet res.