diumenge, 22 d’abril de 2012

Nueva derrota en casa

Bueno hoy no me enrollaré mucho con la crónica, ya que no ha sido un gran partido de futbol.


Visitaba el Olímpico uno de los equipos buenos del grupo: el Quintinenc. Un equipo del que baste un solo dato, a la diez y cuarto ya estaban todos en el campo. Aún no había casi nadie del Olesa y ya estaban todos los visitantes. A las diez y media se han metido en el vestuario y han estado allí más de media hora. Mientras los tres que había del equipo local iban pintando rayas, poniendo redes y adecentando un poco el patatal. Hoy hemos encontrado unas cuantas cacas de perro, a parte de las habituales latas, piedras, palos, etc… en fin, lo habitual en un campo de fútbol.

A la hora de inicio del partido el Olesa contaba con 14 jugadores, tres cambios que es una gran mejora en relación a otros partidos de este año. Pero las lesiones y los incidentes varios es lo que tienen. Claro, que encima de los 14 que había unos cuantos están medio cojos, pero no por eso les falta lo que hace falta para jugar. La alineación de hoy era: Jony en el marco, defensa de cuatro con Guille, Sevi, José Luis y Fran. En la media Marius, Andres, Toni y un servidor y adelante Ferran y Fermín.

El Quintinenc se ha volcado contra la portería olesana y pronto a puesto a prueba a Jony. Tras varias acciones de ataque, en un rebote bien defendido por Jony, ningún defensa ha atinado a despejar y han logrado el 0-1. Malas noticias y el peor escenario posible. Un gran rival que se adelanta en los primeros minutos. El juego ha seguido con la misma tónica, un Olesa cerrado a lo Chelsea, contra un Quintinenc que buscaba la portería sin demasiada fortuna. Buen trabajo defensivo de todo el equipo y buenas acciones de Jony. Mientras la delantera olesana, especialmente nuestro Drogbá Fermín, se peleaba contra el mundo y lanzaba jugadas individuales. Toni y Ferran continuamente buscaban el toque en la media y abrían a las bandas donde Marius y Carlos buscaban el ataque. El portero visitante no ha tenido grandes intervenciones en ataques olesanos, pero la película cambiaba a balón parado. Saques de banda, córners y faltas sí creaban peligro en la meta rival. En una de estas opciones un buen lanzamiento de falta de Ferran ha acabado con un remate de Guille al fondo de las mallas. Faltaba un cuarto de hora para el descanso y el Olesa igualaba la contienda.

Tras el gol el Quintinenc ha lanzado un chutazo a la base del palo y ha seguido buscando el gol, aunque con un ataque más atascado y espeso. El Olesa ha controlado bien esta parte final del primer tiempo e incluso Guille ha lanzado un balón al travesaño que de milagro no me ha caído a los pies para empujarla. Cabe destacar de estos últimos minutos, una gran jugada de Fran por la banda izquierda, que ha llegado al fondo y ha tirado un centro acojonante que cuando iba a cabecearlo lo ha rozado un defensa tirándolo a córner.

Y así se ha llegado al descanso.

Tras la pausa, el Olesa ha salido un poco dormido y en diez minutos el Quintinenc ha logrado 3 goles que han matado el partido. Todo lo que han fallado en el primer tiempo lo han marcado en el segundo. El mazazo ha sido tremendo y no ha habido más historia que contar. En el minuto ocho con 1-3 Jose Luis y Carlos han dejado su sitio a Manel y Rodrigo. Y en el 70 Begara ha entrado por Toni. A falta de diez minutos Guillermo ha abandonado el campo tras un choque terrible con el portero que le ha dejado mareado. Por suerte, un pequeño susto sin importancia. En los últimos minutos, algunos jugadores han perdido los papeles ante la mala actuación del árbitro y Fermín ha sido expulsado. Al final del todo el Quintinenc ha logrado el quinto y definitivo gol.

Victoria justa del Quintinenc, quizás un poco abultada, que se ha decidido en cinco minutos tontos al inicio del segundo tiempo. Al Olesa se le acumulan los problemas en estas últimas jornadas, pero dará la cara hasta el último día de la temporada. Y luego… pues luego, ya se verá que pasa.

Próximo partido, el sábado en Mediona.