dimarts, 24 d’abril de 2012

Más que minis... ARTE.

Los que leéis habitualmente este blog sabéis que una de mis mayores aficiones es el mundo de las miniaturas. Normalmente el pintado de muñequitos se asocia a juegos de guerra, tipo Warhammer, el Señor de los anillos, Hero Quest, Infinity y muchos otros que existen. Pero pintar figuras es mucho más que eso. De hecho la mayoría de los mejores pintores no suelen jugar, aunque muchos se hayan iniciado en este mundo gracias a la pintura.

Otra gran imagen que suele venirnos a la cabeza al hablar de soldaditos de plomo, sean las clásicas figuritas militares con soldados de los diferentes ejércitos del mundo en pose de firme. De hecho, la figura histórica, que es como se conocen este tipo de figuras, es una parte muy importante de este mundo. Soldaditos de diferentes épocas y países mostrando los ropajes, armas e insignias de su ejército. Esta área del hobby, posiblemente sea la que más coleccionistas tenga. Incluso los hay que se dedican a comprar las figuras montadas y pintadas, pagando con frecuencia varios cientos de euros por figura.

Pero el mundo de las miniaturas es mucho mayor. Existen las pin-ups, los bustos de personajes famosos o no, los dioramas, las escenificaciones con vehículos y todo lo que la mente del artista pueda llegar a desarrollar. Y aquí es donde quería ir a parar: la capacidad que algunos artistas tienen para conseguir representar con figuritas (muchas veces esculpidas por ellos) ideas muy complejas. Logrando una composición escénica y un pintado sublimes.

Este fin de semana se ha celebrado en Chicago uno de los concursos que aspira a convertirse en el más importante del mundo. De momento cuenta con dos ediciones y tiene el gran atractivo de ser el único concurso que da dinero en los premios (diez mil, dos mil y mil dólares a las tres mejores obras). De las tres obras ganadoras, dos son obra de artistas españoles y la que ha ganado es una auténtica locura.

Bajo el título de Gea, uno de los nombres griegos de la diosa de la Tierra quizás más conocida como Gaya o Gaia, esta obra representa a la diosa en el proceso de concepción de la Tierra. Mejor poner palabras del autor, José Manuel Palomares, extraídas de un foro “La escena representa a Gea en un momento de concepción, creando la Tierra. Flota entre dos aros que representan a Chronos (el tiempo y su primer hijo) y el superior q representa el espacio, con los símbolos zodiacales que representan al resto de planetas e hijos que concibió. El triangulo invertido que tiene tras ella, es el símbolo de la fecundidad y lo femenino y engancha con telas en forma de alas de fénix al árbol que une los aros, que representa el árbol de la vida. Y de esta manera se relacionan todos los elementos...”










Es sin duda una obra espectacular, llena de detalles, dibujos milimétricos y simbología para dar y tomar. Pensar que la figura de la mujer apenas mide unos siete centímetros desde los pies a la cabeza. Para que os hagáis una idea un DNI es un poquito más grande.

No es esta la única figura que se sale de lo habitual. En los últimos tiempos ha habido muchas obras que han asombrado a la comunidad modelística por su originalidad y sobre todo calidad. En el pasado World Expo celebrado en Montreaux (Suiza) celebrado en verano de 2011 hubo una obra que impactó sobremanera, llevándose el máximo premio, como no podía ser de otro modo. Una obra elaborada por M. Kontraros. La obra consiste en un conjunto de bustos que representan a las principales figuras de la baraja francesa: As, Rey, Reina y el Jack, y como no, el Joker. Si observamos con atención los diferentes detalles que pueden verse en las esculturas, descubriremos con sorpresa las interrelaciones que se producen entre los diferentes personajes. Así la composición nos dice que el Joker acaba de asesinar al rey y sujeta la corona victorioso. Estas figuras son originales y su precio supera con creces los varios miles de euros. 




Igual que sucede con otra de las grandes obras que ha destacado en los últimos tiempos, fue el vencedor del mayor concurso de Italia, celebrado en San Savino en 2010. Otra obra completamente original que representa un maléfico arlequín manejando unos tétricos títeres. Una obra llena de detallitos y dibujos que te dejan con la boca abierta un buen rato. Recordar lo que he dicho más arriba, esta figura mide 75mm, es decir la anchura de una tarjeta de crédito, y en ese pequeño espacio están pintadas todas esas estrellas, lunas y otros mil detalles que pueden verse. La última de las fotos que adjunto, muestra la figura sin pintar. Por cierto, que no lo he dicho, esta figura es de un italiano llamado Fabrizio, pero más conocido en el mundillo como Rusto.















 



Bueno, por hoy ya basta. Otro día os contaré otras cosas sobre este mundo del que cada día descubro cosas nuevas, algunas de las cuales verdaderamente espectaculares.

Por cierto, podéis ver estas obras y muchísimas más AQUÍ.