dilluns, 4 d’abril de 2011

¿Semos mu tontos o mu malos?

El pasado 17 de octubre jugamos un partido en Sitges que tuvo un desenlace incomprensible. Hicimos una primera media hora primorosa, que nos puso con un 1-4 en el marcador, jugando bien, tocando la bola, haciendo jugadas de mérito y marcando goles. Luego la cosa se torció, se siguió torciendo e inexplicablemente el partido acabó 5-4 con una dolorosa derrota.

Desde aquel día han ido intercalándose buenas victorias, algunas derrotas claras, otras injustas, pero todo dentro de la normalidad. En general, si que podemos decir, que las segundas partes no nos van muy bien. Ha habido demasiados partidos donde en la primera parte se ha logrado un buen resultado incluso con amplios márgenes de goles y después ha tocado sufrir. Y la verdad, no parece que la condición física sea el problema, pero algo pasa, eso sin duda.

Ayer domingo, jugábamos nuevamente en casa de un equipo de americanos. Un partido jugado a horas desagradables, las tres de la tarde del domingo. Una hora para estar en casa comiendo paella o preparando un buen asado en vez de jugar al fútbol. Pero el bello campo de Sant Pere de Ribes, está saturado y toca jugar cuando se puede. Hace un año el partido fue el domingo a las siete de la tarde, o sea que algo hemos mejorado.

El partido de ayer, nuevamente, con demasiadas bajas, las lesiones, los compromisos laborales y las dichosas tarjetitas, especialmente aquellas estúpidas por hablar. No puede ser que cada semana nos saquen tres o cuatro por tener la lengua demasiado larga. Además los árbitros nos pillan manía por estas tonterías y encima no ganamos nada. Es más perdemos, porque nos toca pagar multitas y como ayer, tener dos jugadores menos en el campo.

Así con todo esto, llegamos al campo, tarde y mal por confusiones de horarios. En total, 13 jugadores y Begarita, que pese a su depresión, estuvo allí haciendo de delegado, entrenador, fisioterapeuta y chico del agua. Una bendición, tener gente dispuesta a acompañarnos y estar allí sin jugar un solo minuto. Algo extensible a los familiares que puntualmente acuden al campo y nos acompañan siempre, sabiendo que demasiadas veces no van a encontrar un gran espectáculo.

Bueno, tras este largo preliminar, pasamos al partido. El equipo inicial estuvo compuesto por Jony en la portería (parece que ya totalmente recuperado), en defensa (la línea más variable del equipo) con José Luis y Marcos de centrales y Pina y Fran en los laterales. En el medio campo, jugaron Dani y Martínez, por delante Toni con Chicho y Guille en los costados y en punta F7.

El Olesa salió al campo con ganas de disfrutar de la hierba y haciendo un buen juego convinativo. Especialmente cuando la bola llegaba a la parte de adelante, donde Guille, Oscar, Toni, Chicho y Ferran combinaron con calidad en muchas ocasiones. Rápido llegaron las primeras ocasiones de gol, un buen pase de Toni a la banda fue centrado por Oscar y Guille no llegó a cabecear por poco, cuando estaba delante de la portería. Un minuto después, llegó el primer gol, tras una buena jugada a balón parado. Oscar sirvió un saque de falta desde el medio campo al segundo palo, donde Ferran se alzó para cabecear al área chica, allí José Luís metió la puntita del pie y primer gol para el Olesa. Jugada primorosa, que parecía ensayada.

Tras esta jugada, empezó el recital de Jony, uno de los mejores jugadores del partido, con un buen número de paradas, muchas de las cuales en manos a manos contra delanteros. En el nueve, sacó un doble paradón cuando dos delanteros se quedaron solos delante de él. La bola acabó en córner. Casi sin solución de continuidad Pina despejó una bola en la frontal de la chica que casi se convierte en autogol, nuevo córner. El América, volcaba sus efectivos en ataque y merodeaba el empate, con numerosas combinaciones en la frontal y ganando la espalda a la defensa olesana con suma facilidad.
En el 13 una nueva jugada de ataque del Olesa, que pudo ser el segundo. Toni recibe en el medio campo, se gira, ve a Ferran sólo y le mete una asistencia a la espalda de la defensa que deja al primo sólo ante el portero, este lanza una vaselina con el exterior, que iba para dentro, pero en el último instante se salió rozando el palo. El América no se amedrentó y siguió atacando y así, en el 15, tras el enésimo pase a la espalda de la defensa un delantero se quedó solo ante Jony y lo batió por bajo, al segundo palo, logrando el empate.

Tras el gol, hubo unos minutos de poco movimiento, como si ninguno de los dos equipos estuviera en el campo. Rompió el tedio Ferran con un chutazo desde fuera del área que acabó en córner. Este fue el preludio a los mejores minutos del Olesa en el campo. Aunque el América siguió a lo suyo buscando el gol de diferentes modos, en el 24 un gran jugadón del 7 americano salió rozando el larguero. En el 25, un balón que bloca Jony lo saca rápidamente a Guillermo, que de primeras pasa a Oscar en el medio campo, este mete un pase genial a Ferran, que desde la frontal, ahora sí, logra una vaselina por la escuadra. 1-2.

Inmediatamente después Pina tuvo que tirarse en el área chica para evitar el segundo del América. Tras este susto, otra jugada majestuosa del ataque olesano. Ferran corre por la banda izquierda, abre el juego hacia a Oscar, este toca de primeras a Toni que envía a Guille a la banda contraria y desde allí lanza un centro al segundo palo que Ferran cabecea a gol, logrando el 1-3.

Luego, otro recital de paradas de Jony, muchas de ellas quedándose el delantero sólo en el área chica. Salvó goles en los minutos 29, 31, 33 y 36. Pero cuando el 2-3 se veía más cerca, otra gran jugada de ataque del Olesa acabó en el 1-4. Chicho corre por la banda izquierda, hace un cambio de juego a la frontal del área, donde Guille deja el balón muerto de cabeza y Ferran desde la frontal mete un zurdazo al fondo de las redes. De aquí al descanso poco más, algún chute de los locales pero mantenemos el resultado.
Descanso cómodo con 1-4 y partido sentenciado, aunque no hay que relajarse. En el descanso hacemos un cambio táctico que aparentemente no es muy importante, Guille cambia con Oscar y Chicho cambia de banda. Pero seguimos con el mismo sistema. En el banco esperan Carlos y Marius para jugar, sabiendo que van a entrar en un partido cómodo sin tensiones, donde podre disfrutar.

El partido se inicia con alguna jugada del Olesa desde saque de banda. Luego Ferran tiene un par de chutes que salen fuera. En el 53 José Luis remata al larguero un centro lateral, pero lo hace con la mano y el árbitro lo amonesta. Así llegamos al 55, donde los jugadores del Olesa, son abducidos y desaparecen del campo, o al menos son poseídos por algún genio maligno que les paraliza las piernas y les hace cometer errores incomprensibles y estúpidos. Porque sino, es imposible explicar que en el 55 el América logre el 2-4; en el 56 un chute del América salga rozando el palo, tras una buena vaselina; en el 57 el América logre el 3-4; en el 60 logre el 4-4 y en el 63 el 4-5. Sí. No me he vuelto loco al escribir. En ocho minutos el América Garraf logró cinco chutes a puerta y cuatro goles volteando el plácido 1-4 de la primera parte. ¿Qué pasó? Pues cada cual que reflexione. Yo empecé a calentar y sólo veía errores defensivos, rechaces de tres metros, pases a la nada, caras deprimidas, gente arrastrándose por el campo viendo con cara de idiotas lo que estaba pasando. En fin, una cosa incomprensible.

En el minuto 68 entran en el campo Marius y Carlos sustituyendo a José Luis y Guille. Quedaba mucho tiempo y el marcador aún podía moverse, pero estuvo más cerca de moverse a favor del América que del Olesa. Jony, nuevamente hizo un recital de paradas, ante delanteros que se quedaban solos ante él. El Olesa, con más corazón que cabeza, lanzó pelotazos al área, buscando alguna cabeza. Probó fortuna en chutes de falta y alguna internada por las bandas. Marius probó suerte con un buen chute de fuera del área que el portero paró. El equipo se iba volcando cada vez más en ataque y la defensa desaparecía, pero por suerte los delanteros americanos ya habían quemado toda la pólvora. Y así hasta el 95, cuando acabó el partido con Jony intentando rematar una falta.

Conclusión. Partido malo, que en la primera parte se salvó con un cinco o seis grandiosas jugadas de elaboración, que acabaron con 4 goles. Llegó por fin, el ansiado Hat Trick de Ferran, aunque seguramente no lo recordará con mucha alegría. Llegó nuevamente en el mismo campo que lo logró el año pasado. La semana que viene le daremos la pelotita de rigor. La tercera que cae este año. El América no es mejor que nosotros, ni a nivel individual ni colectivo. Pero tienen una fe enorme y corren, corren sin desfallecer. Les da lo mismo el resultado, ellos van al ataque y juegan hasta el último segundo, hasta la extenuación. Olvidan que van perdiendo y creen que el partido siempre se puede ganar. Luego cuando van ganando saben parar el partido, se hacen el muerto, hacen faltitas, tiran la bola fuera. Eso tan sencillo de hacer que el Olesa en la vida aprenderá. Cuando uno gana cómodamente el que se tiene que desesperar es el que pierde no el que gana. No se pueden regalar estas victorias así por la cara. En fin, que cuanto más lo pienso, menos lo creo.

Ahora si alguien quiere aportar su granito, yo ya no escribo más. Pero pensar que la semana próxima, viene el Torrellenc, y si jugamos como ayer nos meterán la del pulpo o más…

5 comentaris:

Anònim ha dit...

Carlos buena cronica..Tienes toda la razon..Acabamos desesperados y fue 100% nuestra cuilpa..Hay que buscar animo de donde sea y acabar el año con dignidad...

Toni

Anònim ha dit...

carlos, depresion de que si el sabado nos robaron un gol legal y 3 penaltis, y los que no los quieran ver, no hay mas ciego que el no quiera ver...
por cierto buena cronica esta vez no se te a olvidado y me has puesto...
Begara(hala madrid)

pepelu72 ha dit...

buenas
la crónica muy buena como siempre carlos, lo único que no me gusta es el título, ya que estoy seguro que ni somos tontos ni somos muy malos, todo lo contrario, tenemos muy buen equipo.
Después de 24 h. y reflexionar, podría decir muchas cosas, que si hemos fallado en alguna linea,algún jugador, pero creo que la causa principal de la derrota fue el exceso de confianza, igual que pasó el dia de sitges, éramos tan superiores en la primera parte, se hicieron unos golazos impresionantes, sobre todo el tercero y el cuarto para recordar. Quizá sumamos los tres puntos antes de jugar los segundos 45 min. y estos americanos juegan con una fe los 90 min.
Bueno, ahora a pensar en el lider Torrellenc, otra vez con sancionados, lesionados y excusas varias, pero tenemos que levantar la cabeza e ir a por todas.
PD: He presentado recurso al Comité de Competición por alineación del portero del América, cuando tenía 1 partido de sanción
jose luis

Anònim ha dit...

Muy buena cronica Carlos. Yo, respondiendo a tu pregunta, creo que en lineas generales eramos mejores que los del America, pero ellos fueron inteligentes y lucharon hasta el final, mientras q nosotros ... bueno, sobre nosotros podriamos hacer un analisis profundo, pero si hay q resumirlo en 2 palabrares: somos tontos...
kosh

Anònim ha dit...

ah x cierto, el portero, por lo q escuche, no tenia 1 sino 12 fechas de sancion, por pegarle con el pecho al arbitro y tirarlo al suelo...