dilluns, 21 de maig de 2012

Último partido del año

Ayer domingo, finalmente acabó la temporada de fútbol para el Olesa. Una temporada con muchos problemas, demasiadas lesiones y complicaciones varias. Al final, no se acabó con una victoria aunque estuvimos muy cerca de ella. Se nos escapó en los últimos minutos.


En un típico día primaveral con sol, nubes y lluvia, visitaba el Olímpico el equipo de la Llacuna. Un equipo situado a mitad de tabla contra el que perdimos 1-0 en su campo y que esperábamos vencer para despedir el año, la temporada y el campo con un buen sabor de boca. Lamentablemente el partido no salió como esperábamos y la temporada acabó con una nueva derrota.

14 eran los jugadores disponibles para este último partido del año. Jony en la portería, Sevillano, José Luis, Fran y Rodrigo en defensa. En el medio campo Toni, Andrés y Martínez, en las bandas Guille y Carlos y en punta Ferran. Uno de los objetivos del día, era lograr que Ferran marcara goles, ya que estaba empatado en el primer puesto con un jugador del Sant Sadurní, ambos con 31 goles. Desafortunadamente, Ferran no logró su objetivo y el delantero del Santsa logró dos, así pues, nuestro F7 se tiene que conformar con la segunda plaza, aunque con unos registros impresionantes.

El primer tiempo fue muy disputado, ninguno de los dos equipos controló por entero el juego. Quizás el Olesa jugaba más la pelota por el medio campo, pero la Llacuna se lanzaba al ataque mediante rápidos contraataques que ponían en dificultades la defensa local. Se aprovechaban para ello de los jóvenes delanteros, que buscaban en las bandas sus particulares autopistas. Cabe decir, que excepto un chute al palo, la defensa olesana resolvió bien los ataques rivales. El Olesa por su parte buscaba la portería con insistencia. Ferran rondó la frontal en varias ocasiones sin lograr buena posición de tiro. Guille, Toni y Carlos doblábamos por los costados intentando recibir pases de F7 que nos permitieran entrar en el área. En una de esas jugadas Guille recibió el balón en el interior del área y batió al portero de fuerte chut raso. Corría el minuto 32 y el Olesa se adelantaba, parecía que lo más difícil estaba hecho. La defensa de la Llacuna se vería obligada a adelantarse y quizás así habría más huecos para el ataque. De hecho, un minuto después del gol, Guille recibió un balón a la espalda de la defensa y ante la apresurada salida del portero, tiró una vaselina que se fue rozando el larguero. Hubiera sido el segundo y quizás el gol de la tranquilidad. Tras el gol el Olesa tuvo alguna opción más, pero sin llegar a concretar. Buenas jugadas de toque por las bandas, pero desacierto en el remate final.

El segundo tiempo se inició con problemas y cambios. A los cuatro minutos Jony pedía el cambio por unas molestias. Mala suerte la de Jony este año que no ha podido tener la continuidad necesaria. Demasiadas lesiones que han perjudicado al equipo. De hecho, de los 30 partidos que hemos jugado, Jony sólo ha estado en 18. Una pena. Begara entraba en su lugar, con la tranquilidad de tener un resultado a favor y con el partido más o menos controlado. A los cinco, yo era sustituido por Marius. Aquí se acababan mis últimos minutos de la temporada. Al final, acabo esta decimotercera temporada con buen sabor de boca. Veremos que nos depara el futuro. Sólo dos minutos después un dormido Marcos entraba por Jose Luis, concluyendo el carrusel de cambios.

En este segundo tiempo la Llacuna avanzó metros con descaro, quizás ayudada por los pasos atrás que dio el Olesa. Poco a poco, el juego fue concentrándose en el campo local. La defensa visitante se situó en medio campo y se inició el cerco a la portería de Begara. El portero suplente tuvo suerte y en las primeras opciones que vio la bola la cogió con seguridad, algo fundamental para jugar con confianza. Tras varias llegadas de gol, la Llacuna conseguía el empate en el minuto 64, un buen pase a la espalda de la defensa olesana permitió a un delantero encarar y batir con tranquilidad a Begara. Pintaba mal el partido. Un Olesa encerrado que recibía el gol del empate. Por suerte, Ferran salió al rescate y tras una buena jugada individual sirvió el gol en bandeja a Guille, para que lograra su doblete y su decimotercer gol del año. Faltaban 20 minutos y parecía que la victoria se quedaría en casa.

Pero, este último partido del año, no parecía destinado a tener un final feliz. La delantera olesana estaba desaparecida y en tareas más defensivas que de ataque. El portero de la Llacuna se miraba el partido como un espectador más. Begara iba resolviendo las llegadas visitantes con confianza incluso con alguna frivolité innecesaria. Así se llegó a la jugada clave en el minuto 79. Un buen pase a la espalda de la defensa olesana deja a un delantero solo, Begara sale alocadamente y no logra interceptar el balón y cuando el delantero se disponía a marcar a puerta vacía, Fran que venía corriendo a su lado lo arrolló provocando penalti. Además del penalti el árbitro tuvo que expulsar a Fran. Así pues los últimos 10 minutos de partido los jugábamos con inferioridad numérica. La Llacuna tras lograr el empate vio factible la victoria y se lanzó a por el gol de forma desesperada. El Olesa ya fue incapaz de reaccionar y apenas cruzo el medio campo. En una jugada a balón parado, apenas dos minutos después del empate, un rechace en la frontal fue empalmado por el capitán visitante que logró el tercer y definitivo gol. Al final pudo haber más goles visitantes, pero el marcador ya no se movió.

En definitiva, un buen partido del Olesa que acabó perdiéndose por errores puntuales y por no saber defender la renta lograda en ataque. Quizás la facilidad para recibir goles, una de las constantes de esta temporada (más de 100 goles en contra) ha condicionado demasiado el resultado.

Bueno hasta aquí lo futbolístico, ahora se inicia la parte institucional. Ante un futuro complejo, a la espera que la Federación dictamine su opinión sobre el campo y a la espera que el Ayuntamiento mueva ficha, la asamblea del próximo 3 de junio (a la cual pueden asistir todos los socios) se prevé vital para el futuro del equipo. Ya iremos contando.

4 comentaris:

Anònim ha dit...

Hola Olesans, soc el Bernat, capità del Sant Sadurni, i m'he enterat de la greu situació en que esteu immersos. M'agradaria donar la meva opinio i dir que el que esta fent l'Ajuntament es lamentable i donar-vos anims i forses per a que la temporada que ve podeu seguir defensant aquets equip, a poder ser al camp de l'Olesa, que no sera el mes bonic de la categoria pero es un camp classic en les lligues en les que juguem (Tot i que espero no visitar-lo l'any que ve com a jugador i visitar camps nous, aixo voldra dir que d'aqui dos setmanes estarem a tercera). Una abraçada i em repeteixo, MOLTS ANIMS!

Calavifa ha dit...

Moltes gràcies Bernat.
S'agraeix un comentari com aquest. La veritat és que el tema està molt fotut. No sabem que passarà l'any vinent, però alguna cosa farem. El problema és quan bona part del poble et dona l'esquena. En fi.
Que tingueu molta sort en la promoció.
Salutacions.

Karlos22

Anònim ha dit...

Que tal Bernat, soy De Grandi...ya sabes que ya no estoy en el Olesa pero sabes que me tire años en este equipo y sufro aun con sus problemas.
Solo quiero darte las gracias por tu comentario y decir lo que siempre he dicho de ti desde que te conozco y es hace mucho..."eres mejor persona que jugador de futbol, y como jugador eres una makina como siempre nos has demostrado a todos".
Darte las gracias y suerte en la promo amigo.

Guille ha dit...

Muchas gracias. Es importante recibir apoyo externo tambien en estas situaciones en las que tu propio pueblo no ayuda..