divendres, 4 de novembre de 2011

Narcocorridos.

Hace días que no hago ningún post sobre literatura. No es que esté leyendo menos, sino que no he tenido tiempo, así pues unos cuantos de los libros que he leído este mes se quedaran sin reseña. En pocas palabras decir, que me he leído la Metamorfosis de Franz Kafka y me ha parecido un rollazo, me he leído Marianela de Benito Pérez Galdós y me ha gustado mucho más de lo que podía esperarme de una novelita del siglo XIX. También he leído los Hijos de Húrin de J.R.R Tolkien y ni fu ni fa. Creo que todo lo que hay al margen del Señor de los Anillos y el Hobbit, es un poco coñazo.

Hoy voy a hablar de dos novelas que he acabado recientemente y que tienen en común mucho más de lo que yo pensaba. Es por eso el título del post: Narcocorridos. Los narcocorridos son un tipo de canciones que se hacen en México y donde se cuentan las andanzas y las aventuras de personajes vinculados al mundo de la droga y el narcotráfico. Algunos de estos grupos son extremadamente populares y sus canciones se pueden oir por muchos lugares. Podéis saber más leyendo la wikipedia. Uno de los lugares donde este genero tiene mayor tradición es el estado de Sinaloa y su capital Culiacan. Este lugar es el vínculo de unión entre los dos libros que quiero comentar hoy.


El primero de ellos es La reina del Sur, de Arturo Pérez-Reverte, sin duda, uno de mis autores preferidos. En el último año esta novela escrita por el cartagenés en 2002 ha tenido bastante bombo, ya que se emitió una serie de televisión. Yo no la ví, pero según comentaba el propio autor, no estaba muy satisfecho con el resultado. La novela relata las aventuras de Teresa, una mexicana que logra convertirse en la reina del narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar. En la historia apareceran los carteles colombianos, mexicanos, las mafias italianas y rusa, los marroquíes y llanitos y evidentemente los españoles de Galícia y Andalucía. Todas las ramificaciones que tiene el tráfico de hachis y cocaína en el sur de la Península Ibérica. El libro es un magnífico relato del funcionamiento del contrabando, de las escaramuzas con la Guardia Civil en fuerabordas volando por el mar a 50 nudos, de las venganzas y odios que aparecen en este mundo, del blanqueo de dinero y de como la justicia tiene que trabajar para lograr demostrar que los "malos" son realmente "malos". La historia, como digo, me ha gustado bastante. El problema es la redacción, con demasiados mexicanismos y con muchos pensamientos al pasado que la hacen algo cansina. También el formato en que está escrito, un periodista investigando la historia de  Teresa, intercalada con vivencias, a veces te hace perder el ritmo de la narración.


El otro libro, donde Sinaloa también es protagonista se titula Salvajes y está escrito por el norteamericano Don Winslow. Es nua novela publicada en 2010 en donde se cuenta la vida de tres jovenes yanquis que se dedican al cultivo y comercialización de marihuana en San Diego (California). pronto entraran en conflicto con uno de los carteles de la droga mexicanos, que controlan la zona y que no quieren competencia. Este cartel, también está comandado por una señora, en este caso: Elena. Nuevamente una mujer, dura, inteligente y muy competente que ha sabido alzarse en un mundo de hombres logrando un gran poder. El lenguaje del libro es completamente diferente, muy directo, coloquial y con un gran contenido sexual. También hay mucha más violencia y más sangre, sin llegar a parecer una novela gore (no sé, si existe el género gore en literatura, pero para entendernos, va bien, ¿no?).

En fin, que dos libros que me han adentrado en el mundo de las drogas y del contrabando (de forma ficticia, sólo, que luego hay mucho mal pensado). Mexico sin duda, es un escenario propicio para toda clase de crueldades. Baste pensar, en las cosas que suceden en ciudad Juarez y que de vez en cuando aparecen en las notícias. Allí todo Cristo está amenazado de muerte, incluso los profesores.

Bueno, espero poder seguir comentando los libros que voy leyendo.